Castellón Mar

Castellón Montaña

Una Experiencia Inolvidable

No hay nada para unas vacaciones en familia como un destino turístico donde combinar el relax del sol y la playa, junto con un montón de actividades para nuestros pequeños.

El pasado verano, quisimos acercarnos a las playas españolas buscando unas vacaciones de sol y playa con la familia (dos adultos y dos niños de 5 y 6 años), pero alejándonos de los destinos más conocidos por aquí. Así, tras buscar durante unos días, dimos con algo que nos hizo decidirnos del todo por la costa de Castellón, en la Comunidad Valenciana.

Encontramos una oferta que, definitivamente, nos convención de nuestro destino: vacaciones en familia, donde los niños no pagaban. Así que, allá que nos dirigimos a Peñíscola (Castellón) para pasar una de las semanas más divertidas que hemos tenido los cuatro juntos.

El hotel tenía todas las comodidades que podíamos esperar para hacer de nuestro viaje unas verdaderas vacaciones (servicio de habitaciones, terraza junto a la piscina, sala de juegos, etc.). Además, en cuanto llegamos nos dieron toda una guía de actividades turísticas para realizar por los alrededores, que no tenía desperdicio.

Finalmente, pasamos nuestros días disfrutando de las templadas aguas del mediterráneo, paseando por las históricas calles de Peñíscala (ciudad que nos sorprendió por su peculiar situación y belleza), e incluso tuvimos tiempo de visitar el “Jardín del Papagayo”, un parque zoológico donde los pequeños pasaron una tarde inolvidable.

Realmente, recuerdo aquellos días con mucho cariño y recomiendo a todos aquellos que

estén pensando en unas vacaciones en España que no dejen pasar la oportunidad de bajar hasta la costa de Castellón.

 

“Q” de calidad para una oferta de playas y servicios que contrasta con las recónditas calas que ofrecen los momentos más íntimos que podrías esperar.

Un paisaje peculiar que combina coloridos escenarios de pino o naranjos con los transparentes fondos de las cálidas aguas de la costa de Castellón.

Benicassim  reúne la diversión de su festival internacional de música, FIB, y el lugar ideal para unas vacaciones de playa con tus amigos.

La elección de La Plaza del Mar, en el Grau, para una cena romántica de pescadito y marisco, fue todo un éxito. ¡Os la recomendamos!

Si queréis marcha con los amigo, no os perdáis la Plaza de Santa Clara, llena de barecitos de copas y con mucha vida nocturna.

¡No hay nada como cumplir años en un relajante centro de talasoterapia en España!

Si lo que os gusta es la “dieta mediterránea”, os recomiendo un buen plato de fideuá, plato típico de la zona.

No sabía nada acerca de la “Noche de San Juan”, hasta que llegué a Castellón para pasar unos días con mis amigos. Lo que más nos impresionó fueron las hogueras y todo el ambiente que se formó por la noche en la playa. Estuvimos allí hasta bien entrada la madrugada. ¡Un triunfo de viaje!

Para mi Castellón es igual a unas vacaciones de lujo en España.